SIEMPRE EN ACCION
ALREDEDOR DEL MUNDO

Gestión de Riesgos y Solución de Problemas, realizados por “Marine Underwriting”

Ciertamente usted recibirá de nuestro equipo de “Marine Underwriting” (es decir, de nuestros agentes de suscripción de seguros transporte) la amplia experiencia de especialistas competentes en seguros, que le proporcionarán un servicio de primera clase en todos los asuntos contractuales y legales. Pero este servicio va aún más allá: usted se beneficiará de una gestión de riesgos completa, que va mucho más allá de lo habitual; ya que nuestros expertos se encuentran presentes “in situ”; incluso en los puertos como en las rutas de transporte más remotos; también en las instalaciones de producción a lo largo y ancho del globo.

Los siguientes estudios de casos le ilustrarán sobre lo que hacemos cuando nos necesite.

SOLUCIONES SENCILLAS Y RAPIDAS
PARA NUESTROS CORREDORES

Alemania. Malas noticias en época de Fiestas: Poco después de Navidad, un transportista de Bremen recibe el mensaje de su compañía de seguros, que deberá pagar una prima considerablemente más alta a partir del nuevo año. Ante tal situación, dos días antes de la fecha de vencimiento de su seguro, el transportista contacta a un corredor conocido y le pide una contraoferta. El corredor, a su vez, se dirige a nosotros - él sabe que somos muy rápidos y estamos en condiciones de hacerle una oferta competitiva. El mismo día, nos reunimos con el mencionado corredor a discutir sobre los datos básicos de cobertura. En el camino de regreso,

comunicamos la información al departamento responsable, el cual hizo las calculaciones respectivas. De nuestra red de compañías aseguradoras, se procedió a formar de inmediato el consorcio apropiado para el correspondiente negocio.

En la tarde del mismo día, pudimos ofrecerle al corredor una prima inferior a la del competidor. Feliz Año Nuevo!. Los contratos fueron firmados poco antes de terminar el Año.

NUEVOS CAMINOS PARA
EL TRANSPORTE DE CACAO

Alemania. En una oportunidad tuvimos que inspeccionar una entrega de cacao, procedente de Costa de Marfil, que acababa de llegar a un puerto alemán. Uno de nuestros colegas había desarrollado un nuevo sistema de empaque para transportar los valiosos granos; y con ello, se pudo resolver un importante problema, el cual ocurría cada vez, durante su transporte marítimo: la condensación. Hasta el 75 % de las bolsas dentro del contenedor llegaban mojadas al puerto de destino. La humedad hacía que la carga transportada sea inservible; ya que además el proceso de secado resultaba muy costoso, aparte de requerir mucho tiempo. Después de una intensa investigación, nuestro colega descubrió 

una alternativa a las bolsas secas que se utilizan en todo el mundo, las cuales no eran muy eficientes: se trata de una especie de caja de cartón que se debían colocar o montar en el contenedor antes del cargamento de la mercancía. Estas cajas de cartón tienen la propiedad de proteger, las bolsas o sacos, del agua condensada en las paredes del contenedor. Las interrelaciones químicas implicadas son complejas, pero el resultado es notable: la condensación se reduce en un porcentaje significativo y las bolsas llegan a su destino prácticamente secas. Nuestro cliente, un exportador activo a nivel mundial, tiene un problema menos de qué preocuparse.

PERDIDA DE AZUCAR
EN SUDESTE ASIATICO

India. Un comerciante mundial de productos básicos tenía un problema con sus envíos regulares de azúcar sin refinar, a través del sudeste asiático: una proporción considerable de la mercancía embarcada no llegaba a su destino. El caso era bastante complicado: el viaje en barco atravesaba varios puertos y países; y, el transbordo frecuente dificultaba la búsqueda de rastros.

El capitán Venugopal Suvarna, que aún dirige una de agencia de suscripción en la India, se ocupó personalmente del asunto e inspecció todos los puertos y puntos de transbordo por los que pasaba el azúcar durante su viaje. Debido a que durante muchos años dirigió barcos y a su vez el transporte de mercancías, sabía lo que tenía que buscar, pues conocía las prácticas en los puertos; así como también las circunstancias

del lugar (“in situ”); además de hablar el idioma de la gente, entendía la mentalidad y los métodos de trabajo.

Después de una buena semana de intenso trabajo de investigación, “como si fuese un detective”, el capitán localizó los puntos débiles e inició las contramedidas: En uno de los puertos, un observador externo debía vigilar ahora el transbordo; en otro, los camiones transportadores del azúcar debían estar numerados y precintados, a una distancia de 30 km antes de llegar a las estaciones de pesaje. Además, en varios puertos, se debía llevar a cabo la adaptación de los métodos de medición o de los nuevos equipos, que permitieran obtener una información más precisa. Como resultado, la pérdida de azúcar empezó a reducirse al mínimo durante el siguiente transporte. ¡Aye-Aye capitán!

MALA ESTIBA: BUSQUEDA DE
PISTAS EN CANADA

Canadá. Un problema en Vancouver: una vez más, un embarque de uno de nuestros clientes -distribuidor mundial de acero- procedente de China, llegó dañado a Canadá. Parte del producto equivalente a 50.000 toneladas de tubos de acero para la extracción de petróleo- se deforamaron como en roscas de tornillo y ya no pudieron procesarse. Dos días después, estuvimos en el puerto y evaluamos los daños. Después de varias discusiones con todos los implicados en la cadena logística, la causa quedaba clara: el transportista había apilado los tubos embalados en fardos, de tal manera que las capas inferiores estaban sometidas a una contrapresión demasiado alta. Seguidamente tomaron lugar otras

discusiones con la empresa naviera: ¿Qué formas de estiba alternativas serían viables y económicamente posibles? Juntos ideamos una solución que redujo el daño a cero: A partir de esa fecha, los tubos de acero se almacenan escalonados en relación con los demás y llegan intactos a Canadá.

Aquí, como en muchos otros casos, no hay protocolo, ni una solución estándar. Con conocimientos, experiencia y discusiones conjuntas, se crean soluciones prácticas y cotidianas que resuelven problemas, que a menudo causan daños financieros significativos.

UN ANALISIS DE RIESGO
EN EL MAR NEGRO

Europa del Este. Desde hace muchos años ofrecemos soluciones de seguros a medida a un productor agrícola de Europa del Este. El contacto está bien establecido y es personalizado - el exportador y sus contactos en Bremen se comunican regularmente y se reúnen “in situ” cada año para inspeccionar las instalaciones de producción. Cuando estalló el conflicto armado en Ucrania en 2014, reaccionamos al instante.

Junto con analistas de seguridad de la Universidad Federal de las Fuerzas Armadas de Munich, analizamos la situación política con la mayor rapidez

posible y preparamos un análisis de riesgo en el lugar donde el cliente opera: ¿Qué tan probable era que los efectos directos del conflicto afectara el área en el que reside nuestro cliente? La respuesta - "muy improbable" – proporcionó la seguridad necesaria, tanto a nuestros clientes como a nuestras empresas afiliadas.

Pensando en el futuro, actuando proactivamente, yendo un paso más allá de lo esperado; esí como actuamos, en “Marine Underwriting”.

COLISION DE
CULTURAS

África. Uno de nuestros clientes se encuentraba varado en un puerto africano con un cargamento de café. Cuando el buque portacontenedores entraba en el puerto, un error de navegación hizo que chocara con dos grúas portacontenedores - una de ellas se hundió y la otra quedó gravemente dañada. Los propietarios de las grúas exigían una fianza de 12 millones de euros, antes de permitir la salida del buque.

En las negociaciones con las partes afectadas, los abogados del armador británico “tocaron el acorde equivocado” y demostraron poca sensibilidad por la mentalidad local.

La situación era complicada. Viajamos a Nigeria en nombre del fletador (provistos de un poder notarial del armador) a fin de obtener una visión general de la situación.

Debido a que las grúas navales ganaban unos 20.000 euros al día antes de la colisión, los propietarios se encontraban bajo presión y exigían una solución rápida. Junto con nuestros socios locales, organizamos en pocos días, la reparación y el reemplazo de las grúas, por un importe significativamente menor al del reclamo original.

Estableciendo la confianza en el lugar; mostrando comprensión por la situación particular; aportando conocimientos técnicos especializados; y, hablando un lenguaje claro – así es la manera cómo se resuelven situaciones, que parecen casi imposibles de resolver, desde la distancia.

PEDIDO Y SIN RECLAMO ACERO
PARA EL SUDOESTE ASIATICO

Suroeste de Asia. Uno de nuestros clientes transportaba tubos de acero de un proveedor europeo al suroeste asiático, para la construcción de un gasoducto. Nada de mucha relevancia, pero había un problema serio. Poco antes del embarque, todavía no estaba claro quién colocaría la tubería y recibiría las mercancías en el puerto de Abu Dhabi. En consecuencia, la carga con un valor total de 180 millones de dólares debía ser almacenada en el puerto por tiempo indefinido.

Dado que nuestro cliente no contaba con suficiente cobertura, procedimos a apliársela de una manera previsora y oportuna - también para aquellos riesgos, por ejm., relativamente poco probables; sin

embargo, que podrían llegar a ser graves como terremotos o maremotos. Pero hicimos aún más: junto con nuestros expertos locales, visitamos la zona portuaria e inspeccionamos por nuestra cuenta si los almacenes eran los adecuados.

Hablamos con los responsables, revisamos las normas de seguridad y recopilamos información hasta que logramos tener una imagen completa y clara del lugar.

A la llegada de los buques al puerto, se encontraba totalmente prevista, tanto la cobertura como el almacenamiento.

SOLUCION DE PROBLEMAS
EN AMERICA DEL NORTE

USA. Aire denso en un puerto norteamericano: El buque portacontenedores de una naviera de Europa del Este, al parecer con dificultades financieras, atracó en el puerto y fue arrestado, debido a que la tripulación no había recibido su paga, situación que ocasionó que entraran en huelga. A bordo se encontraba una carga de 6.000 toneladas de acero, de un productor alemán, con el que habíamos trabajado juntos durante muchos años.

El dilema: Si las mercancías no llegaran al puerto de destino en una semana, se impondrían severas sanciones aduaneras del 240% -alrededor de 12 millones de euros-.

Al día siguiente nos apersonamos en el lugar e iniciamos las conversaciones con los abogados responsables, de Europa del Este y de los EE. UU., así como con la propia empresa naviera. El objetivo consistía en obtener el dinero necesario para el pago de los salarios de la tripulación para ese año; y otros pagos pendientes, de la forma más rápida y sencilla para que el buque pueda ser liberado. No había tiempo que perder, de lo contrario el viaje no haría el viaje a tiempo. Aprovechando la diferencia horaria, el dinero - adelantado por el 

propietario de la carga - llegó a tiempo. Pero también se requirió más mediación a bordo: El capitán antagoniza a la tripulación, al negarse a darles cigarrillos, por no encontrarse en condiciones de pagar por ellos, debido a los salarios impagos.

Era hora de aplicar una buena gestión y mucha persuasión ante tal situación de crisis. Además, el motor y la bomba del barco estaban averiados, los cuales fueron sustituirlos en un plazo de 24 horas - después de algunas discusiones complicadas en la sala de máquinas -. Mientras tanto, y para empeorar las cosas, el agente de la compañía naviera, en el puerto de escala renunciaba, debido a las facturas impagadas! Más llamadas telefónicas nocturnas y transferencias urgentes fueron necesarias.

Después de una maniobra apresurda, el barco dió la vuelta y finalmente continuó su viaje.

La fecha límite era la medianoche del domingo: la declaración se completa dos horas antes, contra todo pronóstico. ¡Lo logramos!

TRANSPORTE DE CAFÉ
CON OBSTACULOS

Sudamérica. Como uno de los socios clave en el comercio mundial del café, estamos regularmente presentes en las plantaciones así como en almacenes e instalaciones portuarias en Centroamérica, África o Asia.

Desde hace décadas, mantenemos relaciones duraderas de trabajo con los actores del mercado mundial. Pero el contacto con los lugareños es igualmente importante: conocemos a muchos de los pequeños y grandes comerciantes de café en Vietnam, Indonesia, Tanzania y Brasil.

Cuando la cooperación resulta exitosa, la confianza mutua se desarrolla - como con uno de nuestros clientes en Sudamérica-. Una sola carretera conduce a la costa y al puerto más cercano, donde salen grandes cantidades de café. Hace varios años, cuando un deslizamiento de tierra

bloqueó este camino durante semanas, tuvimos que actuar con rapidez.

Los almacenes estaban llenos, en medio de la temporada alta, pero el café no podía ser transportado al puerto. Nuestra persona de contacto sugirió un almacén alternativo para aproximadamente 10.000 toneladas de café, necesitando la cobertura de seguro adecuada, de preferencia, inmediatamente!.

No hay problema: trabajamos juntos sin problemas desde hace años y confiamos unos en otros. En este tiempo de comercio global y de relaciones comerciales cada vez más complejas e impersonales, la confianza mutua y el contacto personal son inmensamente valiosos - y a menudo cruciales - activos de una agencia de suscripción.

PREVENCION DE INCENDIOS
PARA ALGODÓN

Irán. Cuando un incendio en un almacén de algodón, en Irán, destruyó la mercancía de uno de nuestros clientes, nosotros mismos examinamos la situación “in situ”.

Las extensas terminales albergaban algodón, con un valor de hasta 400 millones de euros, pero resulta que la protección contra incendios era insuficiente. El cuerpo de bomberos consistiía en un tractor con un tanque de 5000 L - que era más adecuado para regar las plantas y lavar los coches, pero no suficiente para un terreno al aire libre de varias hectáreas. Además, el algodón se quema muy rápidamente; una vez que uno de los terminales se incendia, se pierde todo en veinte minutos.

Junto con los operadores del almacén, pusimos en marcha medidas de seguridad exhaustivas.

De acuerdo a nuestras instrucciones, una empresa del norte de Alemania desarrolló un vehículo contra incendios capaz de llegar en 180 segundos a cualquier punto de la obra y que cumplía con una capacidad de bombeo, de acuerdo a lo requerido.

Se construyeron torres de vigilancia y se instalaron nuevos hidrantes; el número de personal aumentó considerablemente y se capacitó debidamente para patrullar las terminales en todo momento - pues el olor a algodón quemado es tan fuerte, que la nariz humana resulta ser una alarma de incendios, altamente eficaz.

UNA SOLA PERSONA DE CONTACTO
PARA GRANDES RIESGOS DE VOLUMEN

Alemania. Cuando la industria eólica alemana abandonó la costa y salió al mar con sus turbinas, estuvimos presentes allí desde su inicio, abriendo nuevos caminos y encontrando soluciones, donde antes no las habían. Por ejemplo, en el transporte de aerogeneradores; con un enfoque rápido, sencillo y práctico, vinculamos a los corredores, las empresas de transporte y las ensambladoras, con las compañías de seguros, quienes garantizaron una cobertura integral.

A menudo los riesgos respectivos son de gran volumen y difíciles de

asegurar por un solo asegurador. Sin embargo, los corredores que cooperan con nosotros tienen a una sola persona de contacto.

Como agencia de suscripción, suscribimos en nombre de 28 compañías de seguros, tanto nacionales e internacionales; contamos con poderes especiales; y, sindicamos el riesgo. Por lo tanto: una persona de contacto, un solo contrato, una prima.

EN 80 DIAS EN
TODO EL MUNDO

Francia. Es el Tour de Francia de vela: cada cuatro años, durante la “Vendée Globe” un pequeño grupo de los mejores patrones del mundo circunnavega el mundo sin parar. La regata para navegantes a una sola mano cubre 24.000 millas náuticas a lo largo del Océano Antártico; y, es considerada la regata de vela a una sola mano más dura del mundo.

Debido a que todo lo referente a la náutica nos apasiona, es que estamos presentes, asegurando una buena treintena de los barcos monocasco, en esta clase, que pueden costar hasta 10 millones de euros.

Por regla general, sólo la mitad de los patrones llegan a destino. Las fracturas del mástil y las dificultades técnicas hacen imposible continuar el viaje, pero el mayor problema son los OFNIS (objetos flotantes no indentificados). El peligro lo plantean, por ejemplo, los contenedores perdidos que flotan justo debajo de la superficie del agua, que a menudo no son reconocidos a tiempo por los patrones, debido a que viajan a altas velocidades.

El 6 de diciembre de 2016, un cuerpo extraño obligó a un patrón francés a renunciar a la regata. En medio del Océano Índico, su barco fue embestido por el depredador más grande del mundo: ¡un cachalote! El vídeo de una cámara web a bordo muestra cómo el gigante se introduce nuevamente en el mar, poco después de la colisión. La vida del patrón corría peligro, porque su barco ya no podía flotar. Para su suerte, un buque de abastecimiento francés puedo rescatarlo de su barco completamente demolido, justo a tiempo, después de vivir horas dramáticas.

Si bien en este caso el precioso barco no pudo ser rescatado; sin embargo, en otros casos pudimos iniciar medidas de salvamento. Por ejemplo, el mismo año en que un patrón tuvo que renunciar por una fractura de cadera; aproximadamente cuatro semanas más tarde, logramos llevar a otro patrón con un helicóptero, desde la costa inglesa hasta un barco flotante, quien logró ponerlo a salvo, navegando hasta el puerto más cercano.

30 GIGANTES
CRUZANDO EL MAR

Alemania. Hace unos años, una empresa de logística que operaba a nivel mundial transportó 30 trípodes desde la planta de fabricación hasta el muelle. Seguido por el transporte al mar donde se construyó un parque eólico “offshore”. El camino no estaba lejos, pero los cimientos de los aerogeneradores eran grandes y pesados: cada uno de los trípodes medían 30 metros de altura y pesaban 700 toneladas. Planeamos el corto pero arriesgado viaje junto con todos los participantes: mediate un camión de transporte especial, además del transporte ferroviario hasta la orilla del muelle; luego en pontones, especialmente construidos para

llevar el embarque hasta un terminal “offshore”, cuyas zonas de trabajo pesado fueron especialmente solidificadas.

Nuestros ingenieros apoyaron al cliente desde el principio, detectando los riesgos adicionales; y en este sentido, contribuyeron sustancialmente para asegurar el transporte sin problemas hasta la instalación de almacenamiento temporal. También estuvimos involucrados durante el viaje posterior al parque eólico offshore – ofrecimos una póliza de seguro para los barcos “Jack-up” que llevaban los trípodes a su destino.